Volver a la portada

        

El Embarcadero


Patricia L. Boero   

MISTERIOS

 

 

Reloj de sol.                                De una carta de Fr. Heinrich Maderson S.J. a Athanasius Kircher . Cortesía del Kircher Correspondence Project, URL: http://150.217.52.68/kircher/index.html

 

BODAS

(Nueve)

 

 

 

I

 

Espera.

la tardía palabra cimbra

y anuda los cinco brazos de la estrella

redoma de alma trae consigo un cuerpo

el verbo rodea el huracán

temblor de azogue

no perturba la bonanza del claro.

 

 

 

II

 

Agua. Verdorsuave de brote

la leve perfección de lo nacido antes

me llama y yo lo llamo.

Gratuidad de las bodas.

Por el largo corredor

rueda un anillo

blanco.

 

 

 

III

 

Un certero disparo de plegarias

de una orilla a la otra, costas

de incendios grandes

ocurridos a espaldas

de las guerras, violencias

cotidianas, pero mirar

siempre es abrir los brazos

tercamente

anegados.

Captura

de la red lento regreso.

 

 

 

IV

 

¿Puede la ínfima estrella

caber en la mano del soñante

alambicada plata

niños de nuevo?

 

 

 

V

 

Pliegue de la memoria

que guardan los cuadrantes

círculo virtuoso de la hoguera

donde nunca se quema

lo que arde.

Urgencia de recordar

el día en que supimos:

puente y señal,

tordo y rama de olivo,

hierba de la añoranza

que se mece despacio.

 

 

 

VI

 

Pero el saber

no avanza: se despide

del dolor que le resta,

del número anterior

de la cuenta adeudada.

Marca

lo que ha de retornar.

Lento camino

blande sus horas lentas

barco sin temporal

pulcra blandura.

 

 

 

VII

 

Lealtad de cada letra

con su correpondiente testimonio

casa y jardín.

Los abre.

El nombre se detiene

en la visión del sueño.

No declara de sí

sólo se enciende.

 

 

 

VIII

 

¿Ves lo que marca la línea fronteriza,

la trayectoria elíptica del astro,

el recorrido parco de cada letra muerta,

revivida, y un número tras otro y el giro

que los une para contar el tiempo?

 

 

 

IX

 

Nacidos de la guerra nos quedamos

para fundar la paz

de la hora precedente.

 

 

 

 

 

 

AURORA CONSURGENS

(Dones)

 

Le da su corazón por alimento                    http://www.levity.com/alchemy/aurora.html

 

 

El uno cambia su aliento

sobre el vaso de estrellas

pasa por el cedazo el alfabeto

remite toda nada hacia su gesto táctil

 

talladura del ojo,

de la boca, del hambre de tocar

 

mesa tendida

copas, que no se alzan.

 

El otro, aterida la mano

que penetró en lo hondo

y abrió un pozo en el pecho

la extiende hacia el vacío.

 

La sangre se coagula,

y esboza un corazón

de alas batientes.

 

Hijo de todas las rozaduras de la espina

se exilia de raíz,

puertas afuera.

 

La casa es su abertura

y hasta el final del escalón

hacen los vientos remolino.

 

¿No es acaso el desierto

canto de mares que no se han retenido?

 

También lo hueco

vibra

con lo que fue arrancado.

 

 


  El Embarcadero